lunes, 26 de febrero de 2024

Alemania legaliza la marihuana para uso recreativo: es el tercer país europeo en adoptar la medida

Los mayores de edad podrán poseer hasta 25 gramos de cannabis en la vía pública

GERMANY-SOCIETY-CANNABIS-RIGHTS-DEMO
La iniciativa fue propuesta por el partido oficialista Créditos: Freepik

El gobierno de Alemania tomó una decisión que impactará profundamente al mercado del cannabis en el país. A partir del 1 de abril, se legalizará el consumo recreativo, por lo que en el espacio público los mayores de edad podrán poseer hasta 25 gramos de marihuana. No obstante, existe una serie de normativas restrictivas en torno a la planta, pues se prohibirá consumir en las cercanías a los jardines infantiles, escuelas o zonas de gran afluencia. 

El parlamento alemán determinó la legalización con 407 votos a favor, 266 en contra y cuatro abstenciones. El debate concluyó en que la regularización permitirá combatir el mercado negro, evitar que los consumidores compren marihuana manipulada y el hecho de poder fiscalizar su venta. 

Legalizan el uso recreativo de la marihuana en Alemania 

FOTO: Especial 

De este modo, habrán clubes que tendrán permitido comercializar con los productos derivados de la marihuana desde el 1 de abril, lo que abarca desde gotas basadas en el compuesto de THC (tetahidrocannabinol), el componente químico que causa los efectos psicoactivos, hasta los cogollos de la popular planta. 

Alemania se une a los países que legalizan la marihuana 

Alemania será oficialmente el tercer país europeo en legalizar el cannabis para uso recreativo. La medida fue adoptada anteriormente por Malta y Luxemburgo. Por su parte, Países Bajos prohíbe su posesión, pero permite su venta en cafeterías especializadas. 

La propuesta, presentada por el partido oficialista alemán, permite a los adultos el cultivo de hasta tres plantas para su consumo personal y podrán poseer 50 gramos en su hogar. La entrada en vigor de la ley concederá a los clubes autorizados contar con 500 socios, quienes serán los únicos que podrán consumir la droga. 

La Unión Demócrata Cristiana, el partido opositor de mayor peso en Alemania, rechazó la propuesta en su mayoría y lamentó que "la coalición actúa como un narcotraficante estatal". En tanto, la Asociación Médica Alemana (GMA) argumenta que la legalización del cannabis detona su mayor consumo y orilla a la juventud hacia las adicciones, a la vez que perjudica el desarrollo del país. 

https://heraldodemexico.com.mx/mundo/2024/2/23/alemania-legaliza-la-marihuana-para-uso-recreativo-es-el-tercer-pais-europeo-en-adoptar-la-medida-580425.html

domingo, 25 de febrero de 2024

El auge de la ayahuasca en Brasil: ¿cura o peligro? | DW Documental

En ningún otro lugar, la ayahuasca, una sustancia psicoactiva, está tan extendida como en Brasil. Los pueblos precolombinos la toman desde hace siglos. Según estudios científicos, podría aliviar padecimientos como la depresión o las adicciones. Ayahuasca se traduce como "vid del alma". En Brasil, el consumo de ayahuasca en ceremonias religiosas es legal desde hace décadas. 

En la aldea del pueblo indígena Huni kuin, las plantas utilizadas como ingredientes crecen justo al lado del río. Los aldeanos se reúnen una vez al mes. Luego todos beben el líquido marrón en vasos pequeños. Es una infusión amarga elaborada a partir de un tipo de liana y hojas de cafeto. Sus efectos, que pueden incluir cambios en la percepción, duran varias horas. Es una experiencia de purificación, de curación y autodescubrimiento, dice el jefe Ibã Huni Kuin, que considera que la demanda de ceremonias de ayahuasca está aumentando. 

Cada vez más extranjeros y brasileños van a Acre para tener una experiencia espiritual con los indígenas. También en Río de Janeiro, no lejos del Pan de Azúcar, existe desde hace décadas la Iglesia de Ayahuasca del Santo Daime. Las comunidades religiosas se reúnen aquí varias veces al mes para cantar y bailar durante horas bajo la influencia de la ayahuasca. Este reportaje se adentra en la región de la ayahuasca y muestra, entre cosas, cómo el jefe Ibã Huni Kuin ha logrado, con la ayuda del arte, obtener capital financiero de sus ceremonias de ayahuasca con el fin de proteger la selva.


miércoles, 21 de febrero de 2024

¿Hay racismo en la medicina alemana? | DW Documental

La cuarta parte de la población alemana tiene un trasfondo migratorio. ¿Podría ser ésta la razón por la que muchos reciben un peor trato en las consultas médicas y los hospitales? ¿Cuánto racismo hay en el sistema sanitario alemán?

Este reportaje da voz a personas que han sido rechazadas o tratadas inadecuadamente en emergencias médicas, comadronas que hablan de racismo en la sala de partos, estudiantes que critican la enseñanza según las "normas blancas” y médicos que reflexionan sobre el problema. El reportaje revela lo peligroso que puede ser el racismo consciente o inconsciente en el sector sanitario. Para ello se apoya en los resultados del primer estudio representativo sobre este tema en Alemania, publicado por el Centro de Investigación sobre Integración y Migración en noviembre de 2023.

El hecho es que, incluso hoy en día, el término "Morbus mediterraneus" se sigue utilizando en el sector sanitario para describir peyorativamente las "afecciones exageradas de las gentes del sur". Los equipos médicos estándar no funcionan de forma fiable en pieles oscuras. Y muchos médicos nunca han aprendido que algunas enfermedades se diagnostican de forma diferente en personas negras y blancas. La norma médica, incluso en los libros de texto, sigue siendo el paciente blanco, el europeo occidental. Esto puede dar lugar a diagnósticos erróneos y enfermedades graves.

Ese fue el caso de la alemana de Baja Sajonia Remziya T. Su válvula cardiaca inflamada pasó desapercibida durante mucho tiempo porque los médicos no se tomaban en serio sus dolores. Cuando por fin se hizo el diagnóstico correcto, ya era demasiado tarde para un tratamiento medicamentoso. Remziye T. tiene que vivir ahora con una válvula cardiaca mecánica. Además, como consecuencia de la operación, ya no puede andar bien y quedó incapacitada para trabajar.

El doctor Bismarck Ofori permitió al equipo de reporteros filmar en su consulta de Hanóver. Este médico generalista afroalemán tiene muchos pacientes de origen inmigrante. Le cuentan que en otras consultas no les toman en serio y a veces incluso se los rechaza bruscamente. En la consulta del doctor Ofori queda claro que un diagnóstico cuidadoso y la superación de las barreras lingüísticas cuestan tiempo y dinero. Y esos no son los únicos obstáculos. El pulsioxímetro, por ejemplo, un aparato que mide el nivel de oxígeno en la sangre, suele dar lecturas incorrectas en pieles oscuras. Sin embargo, esto no se enseña sistemáticamente en las facultades alemanas de medicina.

El debate sobre el racismo y sus consecuencias en el sector sanitario no ha hecho más que empezar. Sin embargo, muchos médicos, estudiantes de medicina, comadronas y un historiador de la medicina aportan información sobre un problema que, en el peor de los casos, puede poner en peligro vidas.


jueves, 15 de febrero de 2024

Elegir la manera en que se quiere morir | DW Documental

Al final de su vida, muchas personas terminan atrapadas sin remedio en un sistema hospitalario. En Alemania, más de la mitad de los ancianos muere en unidades de cuidados intensivos, algunos en residencias para la tercera edad y otros en hospicios.

Aunque la mayoría prefieren morir en su casa, son pocos quienes logran pasar sus últimos momentos en la intimidad de su familia. Tras sufrir un paro cardíaco, Ingrid L. lleva tres meses en coma, conectada a un respirador artificial. Su esposo lucha desesperadamente para que los médicos cumplan su testamento vital y la dejen morir. "¡Es un horror!”, afirma. "Ella nunca quiso estar conectada a una máquina durante meses".

La medicina moderna hace posible que las personas vivan cada vez más tiempo. Las clínicas pueden ganar mucho dinero con los enfermos terminales, especialmente en las unidades de cuidados intensivos. En uno de estos lugares trabaja el médico Uwe Janssens, a quien le parece miserable que el aspecto económico suela tener tanta prioridad. En su unidad de cuidados intensivos del hospital St. Antonius de Eschweiler, en el oeste de Alemania, muere gente casi todos los días. Y cada vez más enfermos de edad avanzada son conectados indefinidamente a respiradores. Por eso, personal médico, cuidadores y el capellán de la clínica se reúnen regularmente para tratar cuestiones éticas: ¿Están ayudando a morir dignamente a enfermos graves o se los mantiene vivos artificialmente? ¿Cuál es el objetivo de las terapias? ¿Y la voluntad del paciente? ¿Qué tiene sentido desde el punto de vista de las posibilidades médicas? Incluso para los médicos, tomar decisiones sobre el final de la vida de un paciente nunca resulta fácil.


lunes, 29 de enero de 2024