martes, 25 de octubre de 2016

Minsa invoca a la población conocer y estar atento de las complicaciones de la varicela

La varicela es una enfermedad infantil benigna que tiene un comportamiento estacional (entre la primavera y verano). Es altamente contagiosa.
“Se estima que solo 2 a 5 casos de cada 1,000 podrían requerir hospitalización y la mortalidad es muy baja: 1 de cada 60,000 niños infectados. Las complicaciones más frecuentes son infecciones bacterianas de piel y tejidos blandos, pero pueden darse otras más serias como encefalitis, neumonías o hemorragias”, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

Por eso, recomendó a las personas con mayor riesgo de tener varicela complicada evitar contacto con gente con esta enfermedad y sus familias. “Estos son niños menores de 6 meses de edad, personas con sistema inmune débil por desnutrición o enfermedades como el cáncer o el VIH, mujeres embarazadas que nunca han tenido varicela y personas que toman medicamentos esteroides para otra enfermedad o condición, como los niños con asma”, detalló.

Por otro lado, informó que se debe estar atento a los signos de alarma -en los primeros días de la erupción- de una varicela complicada: la erupción se extiende a los ojos y la boca (adentro); la piel alrededor de la erupción se pone muy roja, caliente, hinchada o sensible (infección que puede hacerse generalizada); la erupción se acompaña de mareos, desorientación, palpitaciones, dificultad para respirar, temblores, pérdida de coordinación muscular, tos, vómitos, rigidez en el cuello o la fiebre por encima de 38.9 C; y sangrado de nariz, boca o de las erupciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada