domingo, 8 de febrero de 2015

Plan Esperanza para todos

La mortalidad causada por el cáncer amerita una acción inmediata para lograr su detección temprana y aplicar el respectivo tratamiento que minimice las probabilidades de un deceso. La lucha contra las afecciones oncológicas es mundial y grande es el reto de la ciencia para encontrar una cura definitiva, pero, hasta lograrla, el combate contra la enfermedad es permanente y en el Perú es posible gracias al Plan Esperanza.
Para ello, hasta el año pasado el Gobierno ha quintuplicado el presupuesto para la atención oncológica, de 40 millones de nuevos soles a 200 millones, lo cual significa un alivio económico para muchas familias pobres afectadas por el cáncer.

De esa manera, el Plan Esperanza tiene una cobertura nacional y beneficia a millones de peruanos afiliados al Seguro Integral de Salud (SIS), los que pueden acudir a los establecimientos de salud del ámbito nacional para que se les brinde atención de promoción y prevención, así como para tener un diagnóstico, recibir tratamiento oportuno y cuidados de manera gratuita.
A partir de este incremento presupuestal, y desde que el Ejecutivo creó el plan en 2012, ya se atendió a 56,000 pacientes víctimas de cáncer y se realizaron 24 trasplantes de médula ósea con un presupuesto superior a 110 millones de nuevos soles. En el caso de las personas afectadas por la leucemia, se ha beneficiado a más de 2,400 y, de este número, un total de 1,243 pacientes son niños.
La atención se ofrece mediante múltiples prestadores del sistema de salud, tanto del sector público como del privado, que cubren consultas, quimioterapias y radioterapias en las ciudades de Arequipa, Chiclayo, Cusco, Lima y Trujillo.

Ya el presidente de la República, Ollanta Humala, afirmó que el establecimiento del Plan Esperanza tiene como objetivo proteger y cubrir las necesidades de la población afectada por este mal, en especial a los que aún sufren de pobreza y pobreza extrema. “Nadie debe quedarse sin atención médica por falta de recursos económicos”, subrayó.
Otro reto del Plan Esperanza es constituir un banco de médula ósea porque, en la actualidad, no existe en el país ni en ninguna parte del mundo un establecimiento médico con estas características, pues más del 90% de trasplantes de médula se efectúa con donantes vivos.

Al respecto, el ministro de Salud, Aníbal Velásquez, anunció recientemente que el Perú contará con el primer banco público de células madre de cordón umbilical, que se implementará en el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja. Se logrará con apoyo de Corea.
Las cifras parecen ser solo fríos indicadores estadísticos de una estrategia de salud, pero, en el fondo, son una radiografía del gran esfuerzo realizado por el Gobierno para combatir esta enfermedad.
En ese contexto de lucha contra el cáncer, la Red de Institutos Nacionales del Cáncer designó a Nadine Heredia, esposa del Presidente de la República, como Líder y Movilizadora Social para las Acciones de Prevención y Control del Cáncer en América Latina, con apoyo de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, entre otros.

http://www.elperuano.pe/Edicion/noticia-plan-esperanza-para-todos-26361.aspx 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada