sábado, 13 de julio de 2013

Hospital Militar y de Policia, ambos haciendo aguas


Techo del Hospital de la Policía a punto de caer (La Republica)

El Hospital de la Policía ha colapsado. Efectivos en actividad y retiro son atendidos en medio de grandes carencias, como forados en pasadizos, ascensores en mal estado, sistema de desagüe colapsado y techos a punto de caer. 
Estas deficiencias fueron detectadas por la Contraloría de la República en el primer día de la veeduría realizada en el Hospital PNP Luis N. Sáenz, ubicado en la avenida Brasil, en Jesús María. En el proceso, que forma parte del "Operativo de salud", se verifican los posibles riesgos en nosocomios.
"Hemos comprobado que los ascensores para el traslado de pacientes operados no funcionan, por lo que deben ser llevados en brazos", afirmó el vicecontralor Edgar Alarcón.

El equipo auditor detectó que el área de emergencias ha excedido su capacidad de atención. Solo cuentan con 50 camillas, cuando diariamente cerca de 300 pacientes acuden al nosocomio. Además, el hospital posee diez ambulancias y dos galones y medio diarios de combustible para movilizarse.
Después del periodo de auditoría, la Contraloría emitirá un informe preliminar donde brindará recomendaciones para mejorar la atención.

Inspección

La Contraloría también inspeccionó el Hospital Militar.
El órgano de control visitará los nosocomios de las Fuerzas Armadas.
Por su parte, el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, anunció que para fines del 2014 estará listo el nuevo Hospital de la Policía.


Contraloría verifica calidad de atención médica en Hospital Militar y de Policía Nacional (Andina) 

Lima, jul. 10 (ANDINA). La Contraloría General de la República inició hoy una actividad de control para verificar las condiciones en las que prestan sus servicios médicos el Hospital Militar Central “Coronel Luis Arias Schreiber” y el Hospital de la Policía Nacional del Perú “Luis Nicasio Sáenz”.
Personal de la Contraloría General de la República realiza acción de control en Hospital de la PNP.
Personal de la Contraloría General de la República realiza acción de control en Hospital de la PNP.
El vicecontralor Edgar Alarcón, quien dirigió la supervisión, explicó que el objetivo es determinar el grado de implementación de las normas técnicas de salud e identificar posibles riesgos que afecten a las aéreas consideradas "críticas".

Entre estas se encuentran las salas de emergencias, farmacia, atención ambulatoria, hospitalización, cuidados intensivos e intermedios y anestesiología, que tienen una importante demanda y un alto nivel de complejidad, anotó.
El funcionario señaló que, además de las visitas, la veeduría contempla la revisión de documentos técnicos, entrevistas con personal médico y con los usuarios de ambos nosocomios.

Deficiencias

Durante el primer día de visita al Hospital de la Policía Nacional, el equipo auditor comprobó que el área de Emergencias ha excedido en su capacidad de atención ya que solo cuenta con 50 camillas y su promedio diario de atención es de 300 pacientes.
“También hemos comprobado que los ascensores para el traslado de pacientes operados no funcionan debido a lo cual deben ser llevados en brazos, lo que representa un riesgo para su recuperación. Esta situación es insostenible y debe ser corregida con urgencia”, manifestó el vicecontralor.
Alarcón agregó que este hospital solo tiene diez ambulancias y apenas dos galones y medio diarios de combustible para su movilización.

Al respecto, señaló que el director del nosocomio informó que solo tiene 20 mil soles de caja chica disponibles para gastos administrativos.
"La Contraloría General de la República espera tener dentro de 30 días un informe preliminar con los resultados  de esta actividad de control y las recomendaciones para contribuir al mejoramiento de la calidad de las prestaciones de salud que brindan ambos nosocomios a la comunidad militar y policial", indicó Alarcón.
El Hospital de la Policía Nacional del Perú “Luis Nicasio Sáenz” dispuso en el 2012 de un Presupuesto Institucional Modificado de S/. 29 millones 624 mil 236 soles.
El Hospital Militar Central “Coronel Luis Arias Schreiber”  ejecutó en el mismo año un presupuesto institucional modificado de S/. 23 millones 115 mil 825 soles.
El vicecontralor precisó que esta acción de control forma parte del Operativo de la Salud que se inició el año 2012 en Lima y provincias. El equipo auditor está integrado por auditores médicos del Departamento de Salud de la Contraloría, concluyó.

Área de Emergencias del Hospital de la PNP excede capacidad de atención (El Comercio)

Tiene 50 camillas cuando su promedio diario de atención es de 300 pacientes. La Contraloría inició actividad de control también en el Hospital Militar

Área de Emergencias del Hospital de la PNP excede capacidad de atención
La Contraloría inició una acción de control en el Hospital de la Policía y en el Hospital Militar. (Foto referencial: Archivo El Comercio)
 
El área de Emergencias del Hospital de la Policía Nacional del Perú, en Jesús María, ha excedido su capacidad de atención, pues solo cuenta con 50 camillas y su promedio diario de atención es de 300 pacientes. Esa situación comprobó la Contraloría General de la República en una visita realizada hoy como parte del inicio de una actividad de control en dicho nosocomio.
“También hemos comprobado que los ascensores para el traslado de pacientes operados no funcionan debido a lo cual deben ser llevados en brazos, lo que representa un riesgo para su recuperación. Esta situación es insostenible y debe ser corregida con urgencia”, informó el vicecontralor Edgar Alarcón.

El citado nosocomio solo tiene diez ambulancias y apenas dos galones y medio diarios de combustible para su movilización, según la entidad fiscalizadora. Esta dio cuenta también de que el director del hospital de la PNP informó que tiene una caja chica de solo 20 mil soles para gastos administrativos.
La inspección también se realizará en el Hospital Militar Central. En ambos casos se busca verificar las condiciones de los servicios médicos y revisar documentos técnicos, entrevistas con personal médico y con los usuarios.

También se determinará el grado de implementación de las normas técnicas de salud e identificará los posibles riesgos que afecten a áreas consideradas como críticas. Por ejemplo, las salas de emergencia, farmacia, atención ambulatoria, hospitalización, cuidados intensivos e intermedios y anestesiología.
La Contraloría tendría un informe preliminar en 30 días en donde brindaría además recomendaciones para contribuir al mejoramiento de la calidad de las prestaciones de salud que brindan ambos hospitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada