domingo, 29 de enero de 2012

Paciente trasplantada de dos pulmones: “Siento que he vuelto a la vida”

Lima, ene. 19 (ANDINA). Zelmira Prado Delgado (41), la primera paciente en ser sometida a un trasplante bipulmonar en Perú, sostuvo hoy que ha vuelto a la vida luego de su exitosa operación, pues pasó de estar postrada en una cama a prolongar su esperanza de vida en 10 años.

Desde que los médicos del hospital Guillermo Almenara de EsSalud le comunicaron que la única forma de salvar su vida era trasplantándole dos pulmones, tuvo mucho miedo, pero decidió enfrentarlo con aplomo y entereza para superar la fibrosis pulmonar que padecía.
La enfermedad se agudizaba cada vez más y los médicos sólo le daban dos años de vida, dado que sus pulmones estaban perforados como consecuencia de una bronquiectasis (dilatación anormal e irreversible del árbol bronquial).

Ello le causaba infecciones y neumonías recurrentes que le impedían respirar. Su vida se apagaba lentamente y era necesario someterla a un trasplante doble.
Fueron seis meses de angustiosa espera, primero para conseguir a los donantes que le cederían sus pulmones, y luego por la incertidumbre respecto al resultado de la intervención. Para ello, el soporte emocional de su familia, en especial de su hijo Alessandro, de 10 años, fue fundamental.
“Antes de ser operada me sentía demasiado asustada, por lo que significaba la complejidad de la operación. Pensaba que, de repente, no iba a salir con vida de la sala de operaciones. No creí que iba a ser tan valiente para afrontar todo lo que se venía por delante”, narró.

Comentó que tuvo que mentalizarse y comprender que, si bien la operación representaba un alto riesgo, el esfuerzo bien valía la pena, pues le permitiría dejar de estar conectada a un balón de oxígeno, mejorar su calidad de vida y, con el tiempo, volver a la normalidad.
Luego de ingresar en enero de 2011 a la lista de espera, la paciente pudo recibir los órganos donados por las familias solidarias de una joven de 14 años de edad y de un muchacho de 24 años con muerte cerebral, quienes prefirieron mantenerse en el anonimato.

Ya con los pulmones de repuesto, Prado, hija de padres ayacuchanos y vecina de Comas, tuvo que pasar las evaluaciones correspondientes y someterse a dos operaciones quirúrgicas, realizadas por separado, cada una de las cuales duró, aproximadamente, 16 horas.
En la primera intervención, efectuada el 17 de abril del año pasado, se le trasplantó el pulmón derecho, y en una segunda fecha (el 9 de octubre) se le reemplazó el pulmón izquierdo. El pasado 24 de octubre fue dada de alta en el hospital Guillermo Almenara de EsSalud.

Zelmira hoy lleva una vida casi normal y hasta ha vuelto a laborar como trabajadora social en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).
“Si no hubiera sido por el trasplante, hoy no estaría aquí. Siempre tuve confianza en los médicos del hospital Almenara, quienes me dieron la tranquilidad, antes y después de la operación. Eso me fortalecía. Ahora mi hijo está feliz y mi esposo me apoya en todo”, dijo.

Prado, segunda de cinco hermanos, confesó que después de esta experiencia se siente con muchas ganas de vivir. “Con los pulmones donados por dos jóvenes me siento rejuvenecida interiormente”, indicó sonriente, en la sede del hospital Almenara.
Tras contar su experiencia de vida, Zelmira invocó a los peruanos donar sus órganos para brindarles la oportunidad de vivir a otras personas. Además pidió a los pacientes en espera de un donante tener paciencia, porque “los milagros existen”.

La paciente trasplantada fue presentada hoy en conferencia de prensa, con presencia del presidente ejecutivo de EsSalud, Álvaro Vidal, quien calificó esta operación quirúrgica de una proeza médica, que ubica a su institución a la vanguardia en este tipo de procedimientos.
Por su parte, Víctor Gómez, médico cirujano de tórax, quien dirigió al equipo quirúrgico que realizó esta delicada intervención, explicó que Zelmira deberá seguir con medicación y, de manera precautoria, utilizar una mascarilla para no inhalar partículas contaminantes.
“Le hacemos seguimiento cada dos o tres semanas y le brindamos medicamentos para que su cuerpo no rechace los órganos”, explicó.

En Perú se elevó de -1 a 3.5 la cifra de donantes de órganos por cada millón de habitantes, lo que aún está muy por debajo del promedio de Sudamérica (entre siete y ocho donantes por millón de personas) y de España, que en algunas ciudades puede llegar a los 45 donantes por millón.

(FIN) MVF/RRC

GRM

Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada