domingo, 26 de junio de 2011

Aseguramiento Universal en Salud avanza con tropiezos

No todas la EPS han cumplido con presentar su Plan Esencial de Aseguramiento en Salud.

CTOR ZÁRATE

El Aseguramiento Universal en Salud (AUS), basado en el Plan Esencial de Aseguramiento – PEAS, se encuentra trastabillando por los vacíos que existen en plena marcha de su implementación, según declaraciones de los involucrados.

En primer lugar, cuatro de las cinco EPS del sistema (Rimac, Pacífico, Mapfre y Colsanitas) ya presentaron su plan adecuado al PEAS, quedando pendiente Persalud, según informó Melitón Arce, superintendente nacional de Aseguramiento en Salud.
Cabe recordar que estas entidades privadas tenían como fecha límite el mes de mayo, a partir del cual deberían empezar a ofrecer el Plan Esencial de Aseguramiento (PEAS) como cobertura mínima (*Gestión* 08.03.2011).

Por su parte, Vicente Checa Boza, gerente de Aseguramiento Universal en Salud de Rimac EPS, hizo notar un segundo vacío sobre la obligatoriedad en el aseguramiento universal de la salud.
“Desde su implementación no se han generado mecanismos para obligar a las personas independientes que no tengan el PEAS a que lo adquieran”, mencionó.

Aportes

El principal obstáculo que tienen las EPS para ofertar el PEAS más eficientemente, es el impreciso porcentaje del aporte que les corresponde cobrar del empleador, revelaron los representantes de estas instituciones. Actualmente, esta cifra es equivalente a la cuarta parte del aporte a Essalud, es decir, 2.25% de la remuneración mensual del trabajador.

Según manifestaron, este porcentaje no cubriría los costos de brindar los 950 diagnósticos que contiene el Plan Esencial de Salud comparados a los 450 diagnósticos que se cubrían previamente en los planes de salud llamados “capa simple” (diagnósticos simples y de alta rotación).
“En EPS Pacífico ya contamos con un producto de PEAS que cumple con todos los requisitos de la Ley de Aseguramiento Universal”, manifestó Guillermo Garrido Lecca, gerente general de la compañía.
Sin embargo, aseveró que mientras no se determine el porcentaje real del aporte correspondiente a las EPS, los asegurados regulares (trabajadores en planillas, cónyuges e hijos menores de 18 años) deberán asumir la diferencia necesaria para financiar los nuevos diagnósticos incorporados por el PEAS.

En el mismo escenario, Rimac EPS brinda el PEAS a los afiliados potestativos, que son los padres o hijos mayores a 18 años de los afiliados regulares y los trabajadores independientes.
“La ley así lo establece, porque estos afiliados no tienen cobertura complementaria en Essalud”, manifestó Vicente Checa.
Agregó que la excepción viene por el lado de los afiliados regulares a los cuales no están obligados a otorgar el PEAS.
“Finalmente, este grupo no se ve perjudicado, porque no es que no tenga el PEAS, lo tiene, pero dividido entre las EPS y Essalud”, aseguró.

Por último, sugirió que en lugar de cobrar más a los afiliados por algo que ya tienen se debe esperar a que el porcentaje real del aporte se
valide.

De manera complementaria, Fernando Pedrazas, director de la Unidad de Salud de Mapfre EPS, recordó que los afiliados que ya están en el sistema regular, tienen de por sí el PEAS. Lo que las EPS están buscando es que al tener que cubrir mayores diagnósticos, el aporte tendría que ser modificado, agregó.
Las prestadoras de salud involucradas coinciden que el porcentaje real de aportación que les corresponda (actualmente fijado en 2.25%) debe ser calculado basándose en un estudio actuarial detallado del sistema de salud.

GESTIÓN – 15/06/11

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada