sábado, 11 de septiembre de 2010

Hospitales no atienden a asegurados

Ministro de Salud minimiza monto de la deuda y pide que se denuncien atropellos. No prestan servicio a afiliados por deuda del SIS.

Desde que se puso en marcha el Aseguramiento Universal de Salud (AUS), en enero del año pasado, más de 68 mil personas se han afiliado. Sin embargo, los resultados del plan de atención están dejando forados en las arcas de hospitales y gobiernos regionales donde comenzó su implementación.

En Apurímac, Ayacucho, Huancavelica y Callao (zonas donde el AUS se ha estado ejecutando) hay problemas. El Ministerio de Salud (Minsa) señala que se ha incrementado “considerablemente” el número de afiliaciones a través del Seguro Integral de Salud (SIS) en esos lugares. No obstante, el presupuesto para ese fin no ha sufrido cambios.

Este nuevo sistema tiene el objetivo de garantizar el acceso a la atención en Salud de los peruanos de escasos recursos que no tienen ningún tipo de seguro (el 30% de la población).

El director regional de Salud de Ayacucho, Walter Bedriñana, manifestó que desde que el AUS se ha implementado en su región no han tenido financiamiento ni recursos para ejecutarlo. “Hemos hecho muchos esfuerzos para afiliar a más gente y ampliar la cobertura, pero con los mismos recursos. Eso nos genera problemas en la atención”, refirió.

En Apurímac, el panorama es similar. Por la falta de presupuesto se ha afectado el abastecimiento de medicinas. También se reportan renuncias y ceses de profesionales.

EN EL CALLAO. Desde enero de este año, en Ciudadela Pachacútec del Callao, se estableció el AUS. El Minsa indica que se ha producido un incremento en la producción de los establecimientos médicos en los cuatro centros de salud de la zona. “Los atendidos en consultorio externo se han duplicado”, refiere el boletín del AUS.

La doctora Carmen Haro, del centro de salud Bahía Blanca, en Pachacútec, reconoce que el aseguramiento no está llegando a los más vulnerables. “Hay mucha gente de extrema pobreza que viene de provincias y vive en invasiones. No tienen partida de nacimiento ni documento que acredite su identidad. Se han acercado, muchos de ellos ya enfermos, pero no podemos admitirlos, hasta que se evalúe su situación. Eso puede durar hasta 60 días”, sostiene Haro.

En Pachacútec se está rechazando pacientes asegurados en los hospitales donde son derivados. ¿La razón? La complejidad de su mal. “Cuando hacemos transferencia de afiliados al SIS, siempre regresan diciendo que no los quieren atender y que tuvieron que pagar para ser recibidos. La explicación es que el SIS adeuda a los hospitales mucho dinero por las atenciones a sus afiliados”, remarca Haro. Para la Asociación Nacional de Médicos del Minsa, la situación es crítica.

Entre tanto, pacientes del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) protestaron en el Congreso porque les suspendieron la atención. Al parecer, el Seguro Integral de Salud (SIS) no cumplió con reembolsar los meses de julio y agosto para cubrir los gastos. “No podemos acceder a las quimioterapias, mi hijo tiene cáncer a la sangre, pero han interrumpido su tratamiento porque dicen que el SIS tiene una deuda con el INEN”, expresó una madre de familia. Sin duda, una situación que se debe resolver.

Perú 21

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada