jueves, 5 de mayo de 2016

Conoce más datos sobre la apendicitis

El apéndice tiene la forma de un pequeño tubo con forma de dedo que nace de la unión entre el intestino delgado y el intestino grueso, su medida varía de 3 y 20 centímetros.

Cuando este órgano se obstruye con heces fecales, parásitos o mucosidades causa una irritación e inflamación del mismo a la que se denomina apendicitis. Cuando se produce una ruptura, la sustancia infecciosa ingresa al abdomen, causando un cuadro más grave como la peritonitis.

La operación puede realizarse a través de la cirugía abierta o también mediante un procedimiento laparoscópico, dependiendo del grado de infección.

Se aconseja evitar la automedicación cuando hay evidencias de algún dolor abdominal, por lo que recomendó trasladar al menor de inmediato al centro de salud más cercano, donde diagnosticarán el posible cuadro de apendicitis.

El síntoma más común es el dolor abdominal agudo en el lado inferior derecho, y que generalmente se inicia de forma repentina y persistente. Puede comenzar en la zona cercana al ombligo y moverse hacia abajo e intensificarse a medida que pasa el tiempo, además de estreñimiento, pérdida de apetito, náuseas y vómitos.

No todos los dolores abdominales, vómito o diarreas son indicadores de apendicitis. Muchas veces, se manifiestan este tipo de síntomas debido a infecciones virales. La apendicitis es una de las intervenciones quirúrgicas más comunes en los centros hospitalarios del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada