viernes, 4 de septiembre de 2015

En 150 % aumentaron casos de cáncer de colon en hospital de EsSalud

Lima, set. 04. En solo ocho años, los casos de cáncer de colon que se atienden en el hospital Edgardo Rebagliati de EsSalud aumentaron en 150 por ciento, lo que involucra mayormente a adultos jóvenes de 45 a 60 años.



El jefe del Departamento de Cirugía General y Digestiva de ese nosocomio, Iván Vojvodic Hernández, informó que hasta hace ocho años se operaba a unas 100 personas al año en el hospital, pero que actualmente esa cifra alcanza las 250.

El galeno aseguró que un paciente intervenido en la fase inicial de la enfermedad tiene 90 por ciento de probabilidades de curarse y sobrevivir.
Un claro ejemplo de ello son los pacientes Antonieta Chang y Francisco Mendoza. La primera va a cumplir 24 años de operada, mientras que al segundo lo sometieron a la intervención hace nueve años. 

Ambos llevan permanentemente sus bolsas de colostomía adheridas al cuerpo para evacuar, ya que se les extirpó parte o todo el colon (intestino grueso). Sin embargo, esto no ha impedido que hagan sus vidas de la manera más normal, continuando con sus actividades habituales.
Ambos forman parte del grupo de apoyo de los pacientes que deben ser intervenidos, a quienes preparan y aconsejan con su experiencia.

Detección temprana 

Vojvodic Hernández sostuvo que es muy importante prevenir la enfermedad teniendo a lo largo de la vida una dieta sana con frutas y verduras, mucha actividad física y evitar la obesidad.
Pero también es importante practicarse cada dos años un examen de sangrado oculto en las heces. Si este saliera positivo el paciente debe ser sometido inmediatamente a una colonoscopia.

Los síntomas de alarma son el sangrado anal, un cambio en la defecación, es decir, que de ser frecuente esta pase a ser más espaciada o con diarreas.
El especialista indicó que aunque se lleve una vida sana, igualmente es necesario que al llegar a los 50 años toda persona se practique una proctoscopia cada cinco años y una colonoscopia cada 10 años.
La edad para someterse a esos chequeos se reduce a los 45 años si la persona tiene antecedentes familiares de cáncer de colon.

El primero de los exámenes nombrados requiere que el implemento médico (tubo flexible) ingrese los primeros 30 centímetros del margen anal, y en la colonoscopia este entra en toda la extensión del intestino. Las imágenes que se capten del interior del colon son reproducidas en un monitor que el médico debe chequear para determinar si hay lesiones o no.
El especialista comentó, finalmente, que el cáncer de colon es una de las enfermedades más silenciosas y mortales, pues muchas personas no se dan cuenta de la afección hasta que están realmente graves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada