domingo, 17 de febrero de 2013

INEN es el primer hospital del Minsa que será donador y trasplantador de médula ósea

Lima, feb. 16 (ANDINA). En atención a los altos estándares de calidad en sus procedimientos y actividades especializadas en el campo oncológico, el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) recibió la acreditación como establecimiento de salud donador y trasplantador de médula ósea. 
 
Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas. Foto:Andina/Difusión
Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas. Foto:Andina/Difusión
Estos tratamientos, cuyos costos oscilan entre los 180 mil y los 240 mil nuevos soles, serán cubiertos gracias al Plan Esperanza,  informaron voceros del Ministerio de Salud (Minsa)
“El Inen hace 10 meses inició todo el procedimiento del Programa de Fortalecimiento de Médula Ósea, inaugurado en agosto del año pasado y el 29 de enero último recibimos la acreditación de donador y trasplantador otorgada por el Ministerio de Salud”, Tatiana Vidaurre, jefa de ese nosocomio
Por su parte, el jefe del Seguro Integral de Salud (SIS), Pedro Grillo,  refirió que en el marco del Plan Esperanza los asegurados al SIS tienen derecho al acceso a este tratamiento, y con la certificación que ha logrado el Inen el Perú está en camino para hacer otros tipos de trasplantes de medula ósea.
“Este año tenemos un presupuesto especifico que asciende a las 12 millones de nuevos soles para este tipo de trasplantes”, destacó.

Anotó que para acceder a este servicio, las personas primero deben afiliarse al SIS en cualquier red de salud pública y si hay algún paciente diagnosticado de leucemia este deberá ser referido a un establecimiento de mayor complejidad para el diagnóstico y el tratamiento definitivo lo realizará en el Inen.
El funcionario agregó que la mayoría de estos casos se puede curar con quimioterapia y que solo algunos pacientes que, de acuerdo al criterio médico necesiten un trasplante de médula ósea, son sometidos a este procedimiento.
Cabe anotar que el 5% del total de las neoplasias malignas se presenta en los niños de 0 a 14 años. El cáncer infantil es la segunda causa de muerte, en los niños mayores de un año y la tercera en los menores de esta edad, después de los accidentes y las malformaciones congénitas, advirtieron voceros del Minsa.

En la actualidad uno de los principales desafíos para curar el cáncer infantil es su detección precoz. Los signos y síntomas que preceden al diagnóstico de neoplasias son comunes con otras enfermedades, por lo que se dificulta la sospecha, y el diagnóstico puede ser tardío.
La detección se hace en forma accidental muchas veces por los mismos padres y generalmente en fases avanzadas de la enfermedad.
Si el niño presenta mareo, pérdida de peso, dolor de cabeza, palidez, fatiga, cansancio, moretones, masas o deformaciones, sangrado o dolores osteoarticulares, se debe acudir al centro de salud más cercano para recibir atención inmediata.

(FIN) NDP/ART

Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada