domingo, 25 de noviembre de 2012

Ley General de Salud impide a los adolescentes informarse sobre salud reproductiva y sexual

De 100 adolescentes entre 15 a 19 años, casi el 13% se encuentran embarazadas o ya tiene un hijo. En zonas como Ucayali, el embarazo adolescente está por el 33%.
A los 15 años intenté informarme sobre métodos anticonceptivos en una farmacia de Surco. Trece años atrás, y con menor información en Internet de la actual, pensé que era la mejor opción. Al llegar al lugar, el encargado dijo que no tenían folletos ni nadie que me pueda hablar sobre el tema. En la actualidad, a esta barrera, se suma una norma que incrementa la dificultad en los adolescentes para obtener información sobre salud reproductiva en el Perú.


Por Luis Santolalla Huerto
@luissantolalla

Y es que si antes había carencia de información, desde hace algunos años se suma una norma que dificulta aún más a los adolescentes obtener información sobre salud reproductiva y sexual en el país.
Pilar Puente es coordinadora del programa de salud sexual y reproductiva del Movimiento Manuel Ramos, y nos explica que la misma Ley General de Salud, en su artículo 4, obliga a los adolescentes que quieran tener orientación sexual en un establecimiento de salud, vayan acompañados de sus padres o apoderados.
“Esto origina que las adolescentes sexualmente activas no llegue al 50% de uso de métodos de planificación familiar. No van porque saben que no serán informados, y frente a sus padres prefieren no hacerlo”, explicó a La República.pe.

Frente esta situación, las personas encargadas muchas veces hacen caso omiso a la norma para no perjudicar al adolescente, y brindan la información requerida, aunque ello “depende de su buena voluntad y actitud”.
El tema no es sólo el ejercicio de su sexualidad, sino recibir consejería sobre el enamoramiento, desarrollo del cuerpo, salud mental. Internet suple la demanda de los jóvenes y adolescentes para orientarse sobre salud sexual reproductiva”, explicó.

INFORMALIDAD EN LA INFORMACIÓN RECIBIDA

Sin embargo, los medios digitales no son la solución definitiva este problema. El hecho es que a pesar que abunda información, no toda es correcta y confiable, por lo que un filtro previo se hace necesario. Lo mismo sucede con la información recibida por amigos.
“Muchos adolescentes se informan por sus pares, y si ellos no están bien informados distorsionan todo. Lo mismo sucede con Internet. La idea es que se ejerza la sexualidad de manera responsable, hacer las cosas bien, y sin afectar a la pareja.

Por ello, Pilar Puente considera que el escenario descrito significa un grave retroceso frente a lo que ya se había avanzado. “¿Qué pasa con los chicos que no ven a sus padres todo el día? Se obliga al adolescente a informarse por su lado con las consecuencias que pueden tener. Los chicos que viven sin tutores lo mismo, eso es más grave por las zonas rurales, donde no hay ni Internet. Discrimina doblemente a los adolescentes de ejercer su sexualidad de manera segura y sin riesgo”, enfatizó.

FORO SOBRE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA

La Secretaría Nacional de Juventudes (SENAJU), el Movimiento Manuela Ramos, la Municipalidad de Lima y el Colegio Regional de Obstetras III de Lima y Callao, realizarán el foro “Salud Sexual y Reproductiva de los y las Adolescentes y Jóvenes del Perú”, en el que abordarán la problemática del reconocimiento del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de los y las adolescentes y jóvenes del país.
El evento se realizará el día martes 27 de noviembre, de 9:00 a.m. a 1:00 p.m. en el auditorio José Faustino Sánchez Carrión, del Congreso de la República. Jr. Azángaro 468.

DATOS
De 100 adolescentes entre 15 a 19 años, casi el 13% se encuentran embarazadas o ya tiene un hijo. En zonas como Ucayali, el embarazo adolescente está por el 33%.
El 60% de embarazos adolescentes son no deseados, y el 5% son productos de violaciones. Eso es lo que se registra, pero existe un subregistro al que no se puede acceder por no denunciarse.
El artículo 4 de la Ley General de Salud indica, a la letra, lo siguiente: “Ninguna persona puede ser sometida a tratamiento médico o quirúrgico, sin su consentimiento previo o el de la persona llamada legalmente a darlo, si correspondiere o estuviere impedida de hacerlo”.

La Republica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada