domingo, 8 de abril de 2012

Ponen en funcionamiento 20 nosocomios de EsSalud que estaban inoperativos

Lima, abr. 07 (ANDINA). El presidente de EsSalud, Alvaro Vidal, informó que, luego de superar las deficiencias encontradas, su gestión ha puesto en funcionamiento unos 20 establecimientos que habían sido inaugurados durante el gobierno anterior, pero que se encontraban inoperativos.
 
ANDINA/Norman Córdova
ANDINA/Norman Córdova
“Al iniciar nuestra gestión hemos encontrado hospitales nuevos que no funcionaban, otros que habían sido inaugurados, pero faltaba culminar trabajos de ingeniería o carecían de acabados. En otros casos faltaban equipos médicos y personal, por lo que estaban prácticamente vacíos”, dijo.
A modo de ejemplo, el funcionario comentó que en el hospital de La Oroya se detectó filtraciones en el techo de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Y en el hospital de La Merced las losetas del piso estaban en gran parte levantadas debido a la mala obra realizada.

En Lima, uno de los nosocomios que fue inaugurado sin contar con el equipamiento ni el personal correspondiente fue el hospital geriátrico San Isidro Labrador. 
En otros casos –dijo- se colocaron primeras piedras en obras que nunca se ejecutaron, como el hospital de emergencias de Lima, que iba a estar a la espalda del hospital Rebagliati.
“Lo más grave es que el costo de la publicidad por estas obras que nunca funcionaron, fue superior a los diez millones de nuevos soles, entre 2010 y julio de 2011”, anotó.

El titular de EsSalud indicó que estos y otros casos vienen siendo investigados para determinar las responsabilidades y tomar las acciones administrativas y legales que correspondan.
Sin embargo, aseguró que actualmente se han resuelto todas las deficiencias encontradas y los establecimientos construidos han sido equipados y abastecidos con personal, por lo que están atendiendo normalmente a los asegurados.

Vidal señaló que pese al crecimiento de los asegurados, a razón de 500 mil nuevos cada año, existe un déficit en el personal médico y de enfermería especializados para brindar un servicio óptimo.
Señaló que se necesitan, por ejemplo, neurocirujanos, anestesiólogos, químico-farmacéuticos, odontólogos, especialistas en rehabilitación física, entre otros.
“A fines de este año tendremos diez millones de asegurados y necesitamos reducir la brecha de profesionales y técnicos de la salud especializados para brindar una buena atención. Lo vamos a hacer con una gestión transparente, coherente y racional en el gasto”, concluyó.

(FIN) LZD/RRC

Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada