domingo, 4 de diciembre de 2011

Medicinas biológicas muestran eficacia para tratar enfermedades catastróficas

Lima, dic. 02 (ANDINA). En el Perú las medicinas biológicas representan una alternativa de tratamiento para pacientes con enfermedades catastróficas, prometiendo un pronóstico alentador y alcanzando en muchos casos la cura, sostuvo Fernando de Mora, investigador principal de la Universidad de Barcelona (España). 
 
ANDINA/Difusión
ANDINA/Difusión
Sostiene que si bien estos medicamentos complementan,  no sustituyen en la mayoría de los casos a las medicinas clásicas, contribuyen a que el tratamiento sea más eficaz e incluso seguro en muchos casos de enfermedades oncológicas, neurológicas y hepatitis, fundamentalmente.

Considera que la aparición de las medicinas biológicas han marcado un antes y un después en el tratamiento de enfermedades catastróficas, pues el medicamento biológico se ha convertido en la oportunidad de salvación de muchos pacientes que afrontan su enfermedad de manera distinta, con mayor calidad de vida y esperanza.

"Estos medicamentos representan los nuevos estándares de tratamiento y en América Latina, especialmente en Perú, se debe apuntar a que, mediante un trabajo conjunto entre la empresa privada, autoridades y sociedad, se logre que cada vez más personas tengan acceso a este tipo de medicinas que garanticen el éxito de sus tratamientos", resalta.
En su opinión la era de los medicamentos biológicos está en plena expansión, pues pese a que desde hace mucho tiempo existen en diversos países como el Perú, con los desarrollos biotecnológicos alcanzados se espera que de la enorme cantidad de productos medicinales que se lanzarán al mercado en los próximos 10  o 15 años, una proporción muy elevada sea medicina biológica.

Por ende, recomienda, sin duda alguna, invertir en la adquisición de estos medicamentos con la seguridad del caso y de acuerdo con las necesidades, considerando que lo que no se puede es confrontar el tema de la seguridad con el tema económico.

"Entiendo que los recursos a veces son limitados y no es fácil adquirir ciertos productos, pero no se puede amparar en eso para decidir comprar productos cuya calidad y sobre todo cuya eficacia y seguridad no estén garantizadas o comprobados como se debe hacer", refiere.

Sostiene que los medicamentos biológicos son útiles y eficaces, si ofrecen las garantías de que han sido producidos y desarrollados en las condiciones adecuadas. "En Europa, por ejemplo, se estableció hace unos años una normativa muy estricta, basada en evidencias científicas, sobre cómo deberían investigarse estos productos para que al final se garantice la seguridad del paciente", subraya.

Además, resalta, estas medicinas de cierta manera pueden permitir el descubrimiento de otras enfermedades y el tratamiento de las mismas, que ahora no se conocen.

El médico español lideró el Simposio Medicina del futuro hoy, para médicos especialistas. Encuentro científico, donde la comunidad médica peruana conversó con De Mora sobre las propiedades y regulación de la medicina biológica, denominada a escala mundial como Medicina del futuro, por su probada efectividad en el tratamiento del cáncer, diabetes, VIH, esclerosis y artritis.
Los medicamentos biológicos son fabricados a partir de organismos vivos obtenidos por técnicas de ingeniería genética y tecnología farmaceútica de punta.

Tienen la facultad de atacar de manera selectiva las células enfermas, como las cancerígenas, sin dañar aquellas que están sanas, logrando así la mejora del paciente ya sea con mejor calidad de vida o el restablecimiento total del enfermo.

Por ser elaborados con tecnología farmacéutica de punta, da como resultado un producto innovador, único como su origen, pues una mínima alteración en su proceso de manufactura podría ocasionar cambios significativos en el producto y, por ende, en el resultado del tratamiento del paciente.

Probablemente se utilizan en todos los países y algunos Estados tienen más capacidad de registrar este tipo de productos.

(DOP) RRR

Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada