domingo, 17 de julio de 2011

Científicos mexicanos e italianos buscarán soluciones para obesidad infantil

México, 5 jul (EFE).- Científicos mexicanos e italianos buscarán soluciones para combatir el sobrepeso y la obesidad infantil, un problema que aqueja particularmente a los niños en México, anunciaron hoy fuentes oficiales.

Los Gobiernos de México e Italia firmaron un convenio de colaboración para realizar en los próximos dos años un estudio, que tendrá un costo de 40.000 euros, precisaron en rueda de prensa los responsables del proyecto, que consiste en un análisis de los factores culturales y sociales de niños mexicanos y italianos.
El titular del proyecto y miembro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México, Hersch Goldbard, indicó que el objetivo es analizar y atender en un futuro los problemas de sobrepeso y obesidad de la niñez en ambos países.

Se trata de establecer una base científica para determinar "los factores culturales", así como "circunstancias, ambientes y comportamientos de los infantes" en las escuelas y sus casas.
Aclaró que no se les aplicarán estudios físicos como muestras de sangre o medidas corporales, sino que la atención se centrará en el contexto el que "están creciendo estos pequeños y cómo influye en su peso corporal".

Por su parte, el especialista italiano en obesidad infantil, Dario Gregori, explicó que para este estudio se centraran "en los factores sociales y culturales".
El proyecto prevé un estudio a 60 niños de un Colegio Montessori en el estado de San Luis Potosí (centro de México) y a 60 niños de una escuela similar en Turín, Italia.
"Vamos a aplicar una serie de cuestionarios para conocer no sólo la visión de los niños sobre sus actividades diarias, y hablaremos también con sus padres y maestros para vigilar la evolución de los pequeños", detalló Gregori.

El especialista comentó que existen otros estudios que han revelado que las madres ofrecen incentivos alimenticios por cumplir alguna tarea, lo que es parte del problema en ambas naciones.
"Lo más interesante de estudios anteriores es que los niños saben hasta dónde detenerse de forma natural, pero la presión familiar por comer más, así como la escasa actividad física y una mayor exposición a la televisión ha provocado que esta medida natural de los niños se vea alterada", puntualizó Gregori.
Este trabajo de cooperación bilateral forma parte de un convenio científico y tecnológico firmado por México e Italia en 2010 para los próximos tres años.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada