domingo, 27 de marzo de 2011

MINSA dispone obligatoriedad de brindar plan esencial de aseguramiento en salud

Lima, mar. 19 (ANDINA). El Ministerio de Salud dispuso que los establecimientos de salud que reciben o hayan recibido financiamiento del Seguro Integral de Salud (SIS) continúen brindando obligatoriamente el Plan Esencial de Aseguramiento en Salud (PEAS).

Asimismo, dispuso que dichos centros médicos también mantengan los planes complementarios aprobados en el marco del Aseguramiento Universal (AUS) y reconozcan las prestaciones otorgadas a partir de la fecha de entrada en vigencia de dichos planes.

Mediante la Resolución Ministerial Nº 206-2011/MINSA, publicada hoy en el diario oficial El Peruano, se establece que para el régimen Semicontributivo se deberá cumplir con las disposiciones emitidas por el SIS para su implementación.

La norma resuelve ratificar la facultad del SIS para emitir las disposiciones necesarias a fin de sustituir gradualmente el Listado Priorizado de Intervenciones Sanitarias (LPIS) por el PEAS en los ámbitos de AUS.

También resuleve implementar progresivamente el desarrollo de los Regímenes Subsidiado y Semicontributivo en lo concerniente a la afiliación, cobertura prestacional, control y pago de prestaciones.

Finalmente, el artículo tercero dispone que en tanto se implemente el AUS a nivel nacional, los establecimientos de salud que reciben o hayan recibido financiamiento del SIS, continuarán brindando obligatoriamente a los asegurados que no cuentan con el PEAS, la cobertura establecida por el Minsa y el SIS.

El Aseguramiento Universal en Salud es un proceso orientado a lograr que toda la población residente en el territorio nacional disponga de un seguro de salud que le permita acceder a un conjunto de prestaciones de salud de carácter preventivo, promocional, recuperativo y de rehabilitación en condiciones adecuadas.

Tiene el propósito de reducir tanto las barreras de acceso al sistema de salud así como las inequidades en el financiamiento y la prestación de los servicios de salud.

Es así que establece la obligatoriedad de que todas las instituciones aseguradoras (públicas o privadas) financien como mínimo el PEAS, bajo determinados estándares de calidad y oportunidad por las diferentes redes prestadoras de servicios de salud y que toda persona del país esté afiliada a un tipo de seguro.

Mediante la implementación de esta política se busca garantizar los derechos a la atención de salud de toda la población, en términos de acceso, oportunidad, calidad y financiamiento, proteger a las familias de los riesgos de empobrecimiento asociado a eventos de enfermedad y mantener y mejorar los resultados sanitarios.

(FIN) NDP/LZD

Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada